kamasutra escorts

Varias posturas excitantes del libro Kamasutra.

Desde la antigüedad las parejas han puesto en práctica multitud de posturas para hacer el amor y no caer en la monotonía. Y, aunque la humanidad haya pasado por muchas épocas en las que se ha perdido esta curiosidad tan exquisita, en la actualidad y gracias a los medios de información se ha vuelto a la búsqueda y al interés de disfrutar del sexo y de innovar mediante nuevas posturas para hacer el amor.
El practicar estas nuevas técnicas debe estar enfocado a descubrir nuevas sensaciones que aumenten el placer o que lo prolonguen en el tiempo. Es importante mencionar que estas posturas no tienen porqué practicarse exactamente tal y cómo las vamos a describir, sino que cada pareja debe adaptarlas a sus gustos, a su forma de moverse y a su compenetración en la cama.
Una vez hecho este pequeño inciso pasaremos a explicaros varias posturas excitantes del libro Kamasutra.
Unión de la Abeja
El hombre se sienta bien con las piernas flexionadas o estiradas y después apoya la espalda contra la pared o se queda en el borde de la cama. En esta posición, la mujer se sienta sobre el pene de su pareja dándole la espalda de tal forma que puede ir y venir con la cadera, al tiempo que puede apoyar sus manos y sus pies para guardar el equilibrio. El hombre puede acompañar con sus manos el movimiento de la chica colocándolas en su trasero o en sus muslos.
Variante: En vez de sentarse, la mujer se arrodilla para poder inclinarse hacia delante más fácilmente y cambiar el ángulo de inclinación de la penetración.
Ventajas
• La mujer controla mejor el ángulo y la profundidad de la penetración que en las otras posturas en las que existe penetración por detrás.
• Las paredes delanteras de la vagina y el punto G reciben una buena estimulación.
• En esta posición, el hombre puede tomarse su tiempo para acariciar los senos y el clítoris de su compañera.
Inconvenientes
• En ausencia de apoyo, resulta cansado para el hombre.
Unión del Águila
En esta posición, la pareja está acostada de lado, uno enfrente del otro. A continuación enlazan brazos y piernas, con la mujer rodeando con sus muslos la cintura del chico. El hombre ha de doblar ligeramente las piernas para facilitar la penetración.
Ventajas
• Esta postura es muy íntima y ofrece un contacto máximo entre los cuerpos de los dos amantes.
• Hay una buena profundidad de penetración si el hombre se acomoda suficientemente bien entre los muslos de su compañera.
Inconvenientes
• La amplitud de movimientos es limitada.
• Se corre el riesgo de rodar y que alguno de los dos quede encima del otro.
Postura del alineamiento perfecto
Esta posición es similar a la del misionero pero es la mujer quien está encima y el hombre debajo. Ella se debe colocar con las piernas separadas para facilitar la penetración. Una vez introducido el pene, ella las junta para que ambos cuerpos se superpongan en un alineamiento perfecto. En ese momento, es cuando la mujer empieza la estimulación frotando su cuerpo, lateral y horizontalmente, contra el de su compañero.
Ventajas
• Esta posición, al igual que la del águila, ofrece un contacto máximo entre los cuerpos de ambos miembros de la pareja.
• Las paredes vaginales han de apretarse, lo que favorece a tener sensaciones más intensas.
• Está recomendada dentro de las posiciones de sexo tántrico.
Inconvenientes
• Hay una limitación en la profundidad de penetración y en la amplitud de movimientos.
Unión de los amantes
Los dos amantes están de pie, uno frente al otro. El hombre frota su pene contra la vulva de su compañera y, después de unos minutos de fricción y excitación, la mujer permite la penetración superficial. Si la mujer es más pequeña que el hombre podrá hacer esta postura con zapatos de tacón sin ningún inconveniente para ella.
Ventajas
• Postura muy práctica, que se puede improvisar en cualquier momento. Es decir, en un aquí te pillo aquí te mato.
• Además produce una gran estimulación del clítoris y el glande.
Inconvenientes
• La penetración es superficial.
• Postura difícil si las dos personas son de estaturas muy diferentes.

Unión del Antílope
La mujer yace de rodillas en el suelo pero con el tronco levantado casi 90 grados. Puede usar el borde de la cama para sujetarse con las manos. A continuación, el hombre, también de rodillas, la penetra por detrás. Existe una variante en la que la mujer puede mantener las piernas abiertas, cada una a cada lado de las de su compañero, para ofrecer así una abertura vaginal máxima. También puede cerrar sus muslos, para comprimir la vagina y aprisionar bien el pene para un mayor aumento de rozamiento y, por tanto, del placer.
Ventajas
• Hay una estimulación directa de las paredes frontales de la vagina y del punto G.
• El hombre puede estimular el clítoris y los senos de su compañera gracias a la facilidad con la que los puede alcanzar con las manos.
• Esta postura permite a la mujer el fantasear acerca de amantes imaginarios al no tener a su chico delante de él.
Inconvenientes
• El roce de las rodillas con el suelo puede evitar que se disfrute de esta postura al máximo. Se recomienda usar cojines.

kama-sutra

Please follow and like us:
SHARE
SOCIALICON
spacer